domingo, 6 de mayo de 2007

La Magia de Drashur I

La magia de Drashur se basa en la utilización de Runas para conseguir determinados efectos. Clásicamente las Runas fueron divididas en Mayores y Menores y se suele considerar que las Menores son simplemente especializaciones de las Mayores.
La Magia consiste en una alteración de las energías y patrones de la realidad. El conjurador utiliza su propia energía para conseguirlo, de manera que consume sus propias fuerzas para cambiar ligeramente lo que le rodea.
A continuación se expone una aproximación a las teorías de la magia a partir de extractos de apuntes tomados de la Clase Magistral impartida por Bariamos Valissir, Catedrático de Hechicería Comparada de la Alta Escuela de Ciudad de la Luna que bien sirve para aclarar la forma de pensar de los Hechiceros, en teoría los conjuradores mejor organizados y más poderosos de Drashur.

Muchos estudiosos del tema, y grandes magos en general, aseguran que lo que es vulgarmente conocido como magia o hechicería es, en realidad, la interacción de dos tipos de fuerzas enfrentadas superpuestas a la realidad física. Los defensores de esta teoría, conocida como Dualista o de Hains-Sprouzel, por ser estos dos hechiceros quienes la formularon, dividen esas fuerzas en Externas e Internas.
Las Fuerzas Externas provendrían inicialmente de los Planos Superiores en los que habitan los dioses y podrían ser manifestadas por los hechiceros en forma de Runas, que representarían a las fuerzas primarias del Universo por las que los mismos dioses también se rigen.
Las Fuerzas Internas, por otro lado, provendrían del propio hechicero y se dividirían a su vez en fe y voluntad. Las Fuerzas Internas serían al mismo tiempo el contenedor y el guía de las externas, dándoles una forma y unos límites preestablecidos en el mundo real, límites que son innecesarios en los Planos Superiores pero que sirven para salvaguardar la realidad física.

[...]

Otra teoría más antigua conocida como de las Runas Puras dice que, en realidad, las Runas, elemento que tienen en común la gran mayoría de las facciones teóricas del Arte salvo la de los Ritualistas, son las palabras básicas que los dioses utilizaron en la concepción del Universo, e invierten su sabiduría en el estudio de todas sus posibles combinaciones, de tal modo que puedan formar frases con ellas.
Los Rúnicos Puros consideran que la magia es una forma de recreación del mundo basada en el Yo del propio hechicero y, por lo tanto, que aquél que practica la magia es, por así decirlo, el embrión de un nuevo dios en potencia y debe practicar la hechicería como si se tratara de un verdadero sacerdocio, para así alcanzar la perfección en sus actos y trascender a la categoría de deidad.

[...]

Los Ritualistas, a los que anteriormente ya he hecho referencia, sostienen que la hechicería se basa en realidad en fuerzas paracósmicas que recorren el mundo formando una serie de meridianos y paralelos de energía taumatúrgica. Esta energía sólo es accesible a aquéllos que saben cómo alinearse con dichas líneas de fuerza y que están en concordancia con los ciclos naturales (ya sea la luna, las estrellas, o las mareas).
Prescinden de la utilización de las Runas como tales, aunque en sus encantamientos, que son llevados a cabo a través de largos y complicados rituales de los que reciben su nombre, trazan complicados signos que tienen antecedentes directos relacionados con las Runas Mayores Tradicionales, a las que sin duda deben el escaso efecto que obtienen a costa de grandes esfuerzos.

[...]

Aunque en otras épocas los Dualistas y los Rúnicos Puros llevaron sus desacuerdos hasta el derramamiento de sangre, en la actualidad sus enfrentamientos son puramente dialécticos y ambos sectores se hayan representados en el profesorado de la Alta Escuela de Ciudad de la Luna, así como en otros centros de enseñanza menores. Aún con este acuerdo entre ambas facciones, las dos teorías siguen enfrentadas con la Ritualista, a la que se debe de considerar, al menos en la modesta opinión del cuadro docente de esta Universidad, como una extensión de las creencias del populacho y, por ello, sin validez real.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravilloso. Está tan bien expuesto que yo mismo me lo he creido.

ch3p3 dijo...

Maravilloso. Está tan bien expuesto que me lo he creido.

dStrangis dijo...

Gracias, ch3p3.
Por cierto, ¿qué te parece el nuevo fondo? ¿Lo dejo o vuelvo al otro verde?

ch3p3 dijo...

me parece que estas bien, compañero.
Sobre todo tiene relación con la portada de tu libro.