martes, 14 de agosto de 2007

Deidades: Elassath

Elassath, el Señor de las Profundidades, es el Dios de lo que habita bajo la superficie de las aguas y sobre ellas. Tiene gran aceptación entre los marinos, siendo común, sobre todo al sur del río Theraid, que los barcos lleven abordo una representación suya, a la que se ofrecen ofrendas en los días anteriores a la partida.

ORGANIZACION: El centro del culto dedicado a Elassath por los Amebdhal se encuentra situado en el templo de Carisimel, donde se conserva la mayor efigie de Elassath de todo el continente y una de las pocas que sobrevivió a los enfrentamientos con los hirashim en los Cinco Escalones. Entre los Amebdhal no se da demasiada importancia al rango de manera formal, los sacerdotes comunes, sea cual sea su posición, se tratan entre sí como hermanos y a los dirigentes de los diversos templos se les llama sencillamente padres. Existen también Maestros Sanadores y Videntes de las Aguas, pero estos son puestos que ocupan los que el destino marca para ello y el rango no tiene importancia alguna en ellos. El padre del templo de Carisimel es el guía espiritual de toda la Iglesia de Elassath. Sólo se reúne con los padres menores en caso de que surja algún problema grave.

TEMPLOS: Los templos de Elassath están formados por una gran nave apuntada que tiene el aspecto del casco de una barca dada la vuelta. No se permite el paso a su interior a aquellos que no sean creyentes e incluso así es raro que se deje entrar a aquellos que no sean amebdhal. El interior está formado por un bosque de columnas recubiertas de mosaicos azules y verdes que cubre también paredes y techos, dándole el aspecto del fondo marino. Hay varios altares, dedicados a las diferentes ceremonias y ritos. Los amebdhal acostumbran a vivir en su interior en pequeñas celdas situadas en la parte contraria a la entrada principal, junto a las que tienen los comedores y cocinas.

RITUALES:
Comunes: Dos veces al día, con el cambio de marea, los Amebdhal se reunen en el interior del templo durante unos veinte minutos. Allí entonan salmos y dividen los donativos obtenidos por sus servicios en tres partes, una dedicada a caridad, otra para ser devuelta al mar y la tercera para el mantenimiento del templo. Durante el siguiente cambio de marea uno de ellos se encargará de devolver los presentes al mar tras una breve oración.
Extraordinarios: Los Amebdhal apenas realizan ceremonias del nombre, bodas o entierros. Estas ceremonias suelen reservarse para casos muy extraordinarios y celebrarse en alta mar.

OTROS SERVICIOS: Los Amebdhal se han especializado en interceder ante Elassath a favor de los barcos que aceptan a uno de ellos a bordo. Cobran una suma variable y determinada por el padre de la comunidad en forma de donativo por hacerlo.

1 comentario:

ch3p3 dijo...

Este debería ser el dios de los británicos.